Artículo publicado en la revista CQ Radio Amateur, septiembre de 2010. Por Salvador Doménech EA5DY CONOCIENDO A LA LÍNEA GRIS Los vaivenes del nuevo ciclo solar. El año empezó con valores promedio mensuales de actividad solar elevados tanto en el número de manchas solares como flujo solar de 10,7 cm. El mes de enero presentó un número medio de manchas solares de 21 y febrero despuntó con 31 junto con marzo con 25. Los meses siguientes amainaron con unas cifras mensuales de 11 (abril), 20 (mayo) y 18 (junio). ¿Es normal esta fuerte caída en la actividad solar o debemos volver a preocuparnos tras el periodo más largo de inactividad solar de las últimas décadas? Si observamos cómo se desarrolló el anterior ciclo solar 23 veremos como variaciones tan acusadas de la actividad solar son perfectamente normales y se dan durante todas las fases del ciclo solar. La figura 1 muestra la evolución del pasado ciclo 23 con los valores promedio mensuales de manchas solares. Podemos apreciar la fuerte variabilidad de las cifras mensuales a lo largo de la tendencia promedio del ciclo. No es extraño observar meses consecutivos con caídas del más del 50% en la cifra promedio mensual de manchas solares. Pero la cifra importante a efectos de propagación no es el valor promedio mensual de manchas solares ni de flujo en 10,7 cm, sino la línea azul de la gráfica que marca el promedio suavizado de manchas solares o SSN. Las cifras que mejor correlacionan con las condiciones ionosféricas de propagación no son, como hemos repetido en numerosas ocasiones, los valores diarios ni los promedios mensuales, sino las cifras suavizadas o promedios móviles a lo largo de muchos meses. La media mensual de manchas solares del actual ciclo 24, con sus altibajos, muestra el mismo comportamiento que el observado durante el inicio del anterior ciclo solar. Por tanto, podemos decir que no hay nada extraño ni inusual en lo ocurrido con la actividad solar durante la primera mitad del año. Ambos ciclos solares muestran subidas y bajadas en los valores promedio mensuales y así continuarán durante la evolución del nuevo ciclo 24. Lo importante es la tendencia general recogida en la cifra suavizada y representada por la línea azul en la gráfica de la figura 1. Durante el mes de septiembre, el Sol abandonará el hemisferio Norte y cruzará el ecuador el día 22. Abandonaremos por tanto las condiciones de propagación típicas del verano con una sensible mejoría en las bandas bajas por la mayor duración de la noche pero también en las bandas intermedias por la menor intensidad de la capa D sobre nuestras latitudes. Esto afectará positivamente también a los 30 metros y los 20 metros. La temporada de esporádica E en VHF ya estará completamente superada desde mediados de agosto y en las bandas altas de HF tendrá una probabilidad mucho más baja. La propagación por línea gris  irá cubriendo nuevas zonas del mundo al empezar el Sol su recorrido por el hemisferio sur. También la duración en tiempo de la zona de penumbra tanto al atardecer como al anochecer irán aumentando en nuestra latitud a medida que el sol  vaya aumentando su declinación negativa durante el otoño. Durante el mes de septiembre la línea gris seguirá casi paralela los meridianos terrestres de manera que las zonas favorecidas desde EA durante este mes serán las situadas sobre nuestro meridiano o su opuesto sumándole 180º.  Esto incluye Nueva Zelanda ZL, Fidji 3D2, Tuvalu T2,  Kiribati T30, etc, a las que habrá que buscar en las horas de salida y puesta del Sol para unas condiciones sensiblemente superiores a las habituales en 80, 40, 30 e incluso en 20 metros. La línea gris consiste en la franja alrededor de la Tierra en la que se cruzan la zona iluminada por el Sol y la zona de sombras. Esta franja o zona es difusa debido a que la atmósfera terrestre dispersa la luz solar sobre una zona relativamente amplia. La propagación sobre la línea gris suele presentar generalmente muy buenas condiciones, especialmente en las bandas más bajas, consiguiéndose mejores señales que en cualquier otro momento del día o de la noche. Una de las principales razones es que la capa D (situada  entre 40 y 65 km. de altura y causante de una fuerte absorción de la señales de HF) , desaparece inmediatamente en el lado oscuro de la Tierra y todavía no ha sido formada en el lado de la línea gris en que está amaneciendo. Las otras capas responsables de la refracción de las señales, principalmente las capas F, tienen una mayor duración tras la llegada de las sombras en el lado del atardecer y también se forman o refuerzan antes en el lado del amanecer por estar mucho más elevadas y recibir antes la radiación solar. Normalmente en las bandas más bajas sólo es posible la propagación  a lo largo de trayectos que estén completamente a oscuras, debido a la aparición de la capa D durante el día. La propagación por la línea gris permite sin embargo, trayectos mucho más largos, incluso dando la vuelta completa al globo terrestre. La duración aproximada de las condiciones de línea gris en nuestras latitudes es de algo menos de una hora tanto al amanecer como al anochecer cuando la capa D ha empezado a desaparecer al ir incidiendo sobre ella la radiación solar cada vez de manera más oblicua hasta desaparecer completamente al entrar en zona de sombra. hay zonas del mundo que serían inalcanzables en 80 metros de no ser por este tipo de propagación. La propagación a lo largo de la línea gris no es siempre multi-salto, dadas las fuertes señales que se observan en ocasiones y las fuertes pérdidas que normalmente se darían en caso de sucesivos saltos de vuelta al suelo. Con frecuencia se observan a lo largo de la línea gris saltos cordales, en los que las señales quedan confinados dentro de la propia ionosfera durante una parte del trayecto,  generalmente entre capas de distinto nivel de ionización. La línea gris es generalmente una franja próxima al círculo máximo que da la vuelta a la Tierra generalmente de Norte a Sur, pero cambiando su inclinación mes tras mes hasta tener una inclinación máxima de 23º, la cual se da durante los solsticios de verano e invierno. Durante los equinoccios de marzo y septiembre, la línea gris transcurre de Norte a Sur sin inclinación y paralela a los meridianos. De esta manera a lo largo del año podemos tener que desde EA, la línea gris va cubriendo diferentes zonas del mundo para unas condiciones excepcionales de propagación durante unos cuantos minutos al día. En las figura 3 y 4 se observa como a lo largo de todo el año la línea gris cruza todo un sector de 46º tanto al Norte como al Sur del ecuador. Cualquier programa de registro de contactos (log) para radioaficionados permite hoy en día observar en tiempo real la evolución de la línea gris sobre un mapamundi y poder planificar qué zonas del mundo son atravesadas por la misma durante cada mes. Como hemos visto, durante este mes de septiembre, la zona gris atraviesa los polos al ser paralela a los meridianos, donde puede tener alguna perturbación en caso de alta actividad de auroras o altos índices geomagnéticos. No parece ser el caso durante este mes de septiembre a estas alturas incipientes del ciclo solar.  Propagación y estrategia de concurso: el CNCW. En el mes de septiembre tenemos un clásico de los concursos en EA, el Concurso Nacional de Telegrafía, CNCW. Se celebrará este año los días 25 y 26 de septiembre, es decir justo tras el equinoccio de otoño, cuando el Sol ya habrá cruzado el ecuador en dirección hacia el hemisferio Sur. La temporada de esporádica E en nuestras latitudes ya habrá pasado y las probabilidades de contar con aperturas por salto es-E de corta distancia en las bandas más altas será bastante baja (aunque no nula). Puesto que una de las claves del concurso es conseguir multiplicadores -provincias- en las bandas altas, nos encontraremos con que para las estaciones peninsulares el skip o salto mínimo de propagación para estas bandas más altas (10 m, 15m y 20m) estará en la mayor parte de ocasiones fuera de la propia Península Ibérica. Las estaciones EA8 tendrían en principio una supuesta ventaja en las bandas altas pues sus señales serán evidentemente más fuertes en toda la península. Esta supuesta ventaja sin embargo queda eclipsada por el simple hecho de que la actividad en esas bandas altas para los concurseros del CNCW será limitada a la búsqueda de multiplicadores, y también, naturalmente al hecho de la mayor dificultad que se tiene en EA8 en las bandas bajas que serán sin duda las bandas de batalla durante todo el concurso. Muy probablemente el concurso CNCW se podría hacer mas atractivo y ameno con otras fechas que sacaran partido de las condiciones de propagación por esporádica E que permitirían saltos de 300 km. en las bandas de 20 y 15m, e incluso en condiciones de fuerte esporádica con saltos de 400 km. en 10 metros. Este tipo de condiciones son muy improbables a finales de septiembre pero cuentan con muy altas probabilidades durante todo el mes de junio. En estos periodos álgidos de la esporádica E, la actividad en las bandas altas cobraría más vida para distancias cortas, las posibilidades de contactos entre estaciones peninsulares sería más alta y se igualarían las condiciones de propagación entre los diferentes distritos. La competición dejaría de estar centrada en las bandas más bajas y se distribuiría la actividad entre todas las bandas. Una interesante reflexión para el nuevo vocal de concursos de la URE. Pero ateniéndonos a las fechas en las que está convocado el CNCW, deberemos contar con que los 80metros  serán la banda por excelencia durante la noche cerrada, cuando incluso el skip en 40 m será muy largo para tener buenas señales de corta distancia. A partir de un par de horas después del anochecer, las señales de 40 metros serán sólo fuertes para DX (propagación por la capa F), al diluirse la capa E. Durante el día las señales en 80 m solo serán aceptables a cortas distancias por onda de superficie y sufrirán la habitual atenuación para saltos ionosféricos por la absorción de la capa D que se forma inmediatamente tras la salida del sol. Los 40 metros proporcionarán buenas condiciones para saltos peninsulares sin aparente skip hasta el atardecer. A medida que entre la noche, y se desvanezca la capa E, los 40 metros irán alargando su salto mínimo e incrementando el ruido proveniente de zonas de DX. En condiciones habituales de ausencia de esporádica E, el salto en 20 m estará alrededor de los 600 km. y más largo incluso en 15 metros. Podremos sin embargo buscar multiplicadores en 20 metros en las horas posteriores al mediodía cuando el salto por skip tendrá el mínimo del día. El resto de las horas diurnas podremos sacar partido en las bandas altas de la propagación por back-scatter apuntando las antenas hacia el sur y suroeste buscando las zonas ionizadas de las capas F según el movimiento del Sol hacia el oeste.. Las señales en este tipo de propagación serán débiles pero suficientes para solicitar nuevos multiplicadores. Aunque una banda esté aparentemente cerrada, es interesante solicitar QSY a un nuevo multiplicador en una nueva banda más alta e intentar el contacto apuntando las antenas ambas estaciones hacía el mismo rumbo Sur o Suroeste. Salvador EA5DY/4 Figura 2: Línea gris durante el mes de septiembre Figura 3: Línea gris durante el solsticio de verano y amaneciendo en EA dando la máxima inclinación de la línea gris sobre el eje de los polos. Figura 4: Línea gris durante el solsticio de invierno y amaneciendo en EA. La diferencia entre las líneas grises de ambos solsticios permite recorrer un sector terrestre de 46º a lo largo de todo el año.