Artículo publicado en la revista CQ Radio Amateur, noviembre de 2010. Por Salvador Doménech EA5DY LA PROPAGACIÓN EN LA MÁGICA TOP-BAND El ciclo solar  continúa con su progresión al alza después del bache actividad solar de mediados de año. En septiembre y octubre tuvimos notables aperturas de DX que no se recordaban des de hacía muchos años con aperturas interesantes en 15 y 12 metros hacia la costa oeste norteamericana y Hawaii. El número promedio mensual de manchas solares durante el mes de septiembre fue de 25, una cifra que no se había observado desde Abril de 2006. En las últimas semanas hemos observado días con hasta 50 manchas solares y un flujo en 10,7 cm de más de 90, pero también otros días, -eso sí, muy pocos- con absolutamente ninguna mancha solar. Noviembre es un mes de condiciones típicamente de invierno, donde el sol se dirige rápidamente hacia el trópico de Capricornio en el hemisferio sur, alargándose en EA cada día la duración de la noche abriéndonos en las bandas bajas más posibilidades y nuevos horarios. En las bandas altas se nos ofrece con mucha mayor probabilidad la posibilidad de los contactos por camino largo hacia dos de las regiones del mundo con mayor densidad de radioaficionados, como son Japón - rumbo de camino largo de 205º- y la costa oeste americana, -rumbo de camino largo de 150º-. El camino largo en las bandas altas y con valores bajos de actividad solar como los actuales  requiere que la trayectoria de la señal circule la mayor parte sobre el hemisferio iluminado por el Sol. Afortunadamente desde EA y para estos dos trayectos tan populares por camino largo hacia JA y W6, los trayectos discurren sobre el mar durante su mayor parte de modo que la reflexión en la Tierra en los sucesivos saltos acontece sobre agua marina, con una atenuación sensiblemente inferior que un rebote equivalente sobre el suelo terrestre. La propagación en la mágica Top Band En numerosas ocasiones recibo la pregunta sobre los motivos por los que no hay previsiones sobre los 160 metros en los programas o páginas web de predicción de propagación. La respuesta es sencillamente porque no se sabe cómo. El conocido Jeff Bridges K1ZM, en su libro dedicado a los 160 metros "DXing on the Edge--The Thrill of 160 Meters", dice abiertamente "...apostaría mi último dólar  a que nadie puede predecir las extraordinarias aperturas (de 160m) con ningún grado de precisión real". Hay diversos factores que hacen que los 160 metros sean particularmente impredecibles. Durante el día,  el elevado nivel de ionización de la capa D, la más baja de la ionosfera, - entre 60 y 90 km. de altitud- absorbe las señales de frecuencias bajas en lugar de refractarlas, como hacen las capas superiores. Es importante hacer notar que la intensidad de señales en un trayecto de DX en 160 metros apenas tiene correlación  directa con la actividad solar. La correlación que existe es tan débil que los algoritmos empíricos que predicen la intensidad de señal hasta 2.000 kHz no utilizan en absoluto ni el flujo solar ni el número de manchas solares. Esta débil correlación se debe principalmente al hecho de que las frecuencias de 1.800 a 2.000 kHz se reflejan en las capas más bajas de la ionosfera nocturna, cuando la radiación ionizante del Sol es mínima por ser de noche. La MUF  y los factores de radiación solar que la afectan a lo largo del ciclo solar no tienen nada que ver con la propagación en 160 metros, puesto que la máxima frecuencia utilizable se encuentra siempre por encima de 1,8 MHz, incluso durante el mínimo solar. Al anochecer la densidad de la capa D cae drásticamente, aunque no llega a desaparecer. Pequeños cambios en la densidad de ionización de la capa D pueden provocar grandes cambios en la capacidad de absorción de señales de frecuencias bajas. Cuando aparecen buenas condiciones en la banda de 160, suele estar ocurriendo un vaciado de electrones en la capa D, -menor densidad de electrones- por mecanismos que todavía no están completamente entendidos por  la comunidad científica. Otra razón, además de lo impredecible que resulta la capa D, es que las frecuencias de la banda de 160 metros están muy próximas a las giro-frecuencias del electrón (las cuales están en el rango entre 700 a 1.600 kHz). Básicamente las giro-frecuencias son una medida de la interacción entre una partícula cargada, en este caso un electrón, en la atmósfera terrestre y el campo magnético de la Tierra. Cuanto mas próxima esté una frecuencia a la giro-frecuencia, mayor será la absorción de energía por parte del electrón inmerso en el campo terrestre. Esto es particularmente cierto para ondas que se propaguen perpendicularmente al campo magnético terrestre. Otro gran elemento de alteración de la propagación en 160 metros son los llamados óvalos de auroras. Si el camino sobre el que se desea la comunicación se encuentra cruzando uno de los óvalos de aurora, la señal se verá afectada por una fuerte atenuación. Esta atenuación suele ser fluctuante haciendo que la señal muestre un comportamiento errático, con desvanecimientos muy rápidos, acompañados por aumentos bruscos de la señal. La situación de los óvalos de aurora se pueden consultar en numerosas webs sobre propagación, entre otras muchas ea5dy.ure.es. Un aspecto importante del óvalo de auroras es su espesor en latitud. Cuando la zona con auroras está comprimida transversalmente se puede llegar a cruzar la zona de auroras si la onda atraviesa la aurora por debajo de la misma en el tramo en que rebota hacia abajo y luego nuevamente hacia arriba tras reflejarse en el suelo, es decir, si la zona de auroras se encuentra entre las dos zonas de refracción consecutivas y justo por encima de la zona en la que rebota en el suelo. Este tipo de propagación es relativamente frecuente y hace que estaciones separadas unos pocos cientos de kilómetros tengan condiciones radicalmente diferentes sobre un mismo camino. Un caso fascinante de esta situación lo experimentamos este año con la superestación de 160 m. ED5M, con una directiva delta-loop de dos elementos a una altura de una longitud de onda directamente sobre el mar en el cabo de San Antonio (175 metros s.n.m.). Mientras trabajábamos en split un intenso pile-up de estaciones  japonesas con señales de S9, otras estaciones del norte y centro-europa, situadas en el mismo trayecto, no recibían a JA en absoluto a pesar de estar más próximas. Para ese mismo trayecto, su refracción en la región E caía dentro de la zona de aurora, mientras nuestra señal pasaba por debajo de la zona de aurora en el correspondiente salto. Un fenómeno similar se ha observado con frecuencia entre estaciones del oeste y sur de los EEUU, que trabajan DX que sus colegas del Norte y del Este de EEUU no pueden hacer. La zona de auroras está en continuo movimiento y cambia rápidamente de manera impredecible de manera un camino aparentemente sólido puede desaparecer en poco tiempo. En 160 m es relativamente frecuente la aparición de conductos ionosféricos de propagación. Debido a la estructura en capas de la ionosfera , pueden aparecer conductos, es decir canales entres dos capas (típicamente la capa F y la capa E) sobre los que la señal puede propagarse con baja atenuación durante largas distancias sin rebotar sobre la superficie de la Tierra. Los 160 m son más susceptibles a este tipo de propagación (que también aparece en otras bandas) debido a que en este rango de frecuencias las señales pueden ser refractadas más eficientemente con ángulos altos que señales de frecuencias más altas. Desde la primera incidencia en la capa E, la señal es refractada de manera insuficiente para volver a la superficie y queda confinada entre sucesivas refracciones entre la capa F y la parte superior de la capa E, hasta que finalmente regresa a la Tierra. Esto explica parcialmente porque en algunas ocasiones una antena de 160m con un ángulo de radiación elevado tiene mejor comportamiento para DX largos que otra de ángulo más bajo. La señal de ángulo alto es refractada hacia el conducto E-F, mientras que la de ángulo bajo es refractada de nuevo hacia la superficie de la Tierra. Una recomendación útil es esperar a que hayan condiciones geomagnéticas muy tranquilas en las regiones de latitud elevada. Observaremos los índices k obtenidos desde diferentes estaciones científicas, preferentemente las correspondientes a zonas próximas al Ártico, a la búsqueda de periodos de al menos 8 horas de índices próximos a cero. Estos periodos sostenidos de índice k igual a cero son más frecuentes durante la fase inicial del ciclo solar, tal como la que estamos experimentando ahora, y mucho menos frecuentes durante los máximos o en la fase de caída del ciclo. Durante los próximos dos años será una buena táctica para explorar aperturas de larga distancia en 160 metros.   La propagación durante el concurso del mes: CQWW DX de CW El concurso CQWW DX de CW se celebrará este año el fin de semana completo del 27 y 28 de noviembre. Al igual que la versión de fonía del mes pasado, se trata sin duda del concurso internacional más importante y popular del calendario anual. Es una buena ocasión para experimentar y aprender sobre propagación en las bandas de onda corta por la enorme participación y actividad que encontraremos en todas las bandas y desde todas las regiones del mundo. Cualquier pequeña apertura o condiciones favorables que aparezcan en cualquier momento podrán ser observadas en condiciones de trafico real por las miles de estaciones que simultáneamente disfrutarán de este gran evento deportivo. La MUF hacia las grandes zonas DX del mundo con alta densidad de radioaficionados como son Norteamérica y Japón no alcanzará los 10 metros por lo que no será muy rentable como banda de running. Sin embargo habrán condiciones interesantes para la búsqueda de multiplicadores en 10 metros hacia África en las horas centrales del día y hacia Sudamérica después del mediodía. Por las mañanas y con señales débiles podremos buscar en 10 metros señales de VK y sudeste asiático. Por las noches la banda permanecerá cerrada hacia cualquier zona interesante del mundo. Los 15 metros serán una banda con interesantes aperturas desde EA hacia Norteamérica y Caribe a partir del medio día y hasta inmediatamente después del atardecer. . Europa entrará sin problemas durante las horas diurnas. La búsqueda de multiplicadores será interesante durante las primeras horas del día hacia la costa asiática del Pacífico y sur de Asia. Para Japón exploraremos el camino largo por la mañana ya que probablemente dará mejores condiciones que el camino corto. Recordemos que el concurso se celebra a escasas tres semanas del solsticio de invierno por lo que el polo Norte permanecerá a oscuras durante el concurso. Los 20 metros y  durante las horas diurnas contarán con condiciones de propagación prácticamente global. Sin embargo la pobre propagación en las bandas más altas hará que sea una banda muy saturada y con un nivel de ruido enorme, especialmente si aparece esporádica E con skip corto hacia Europa. La banda permanecerá abierta hacia el oeste hasta varias horas después del anochecer y muy probablemente sólo será muy poco o nada productiva en las horas previas al amanecer. Los 40 metros tendrán buenas condiciones hacia Europa y Norte de África desde tan solo una hora después del medio día. Una hora antes del anochecer se alargarán las condiciones hacia Europa oriental y hacia  Asia donde siempre se encuentra mucha actividad en CW de las antiguas republicas soviéticas de Asia central. Japón será especialmente fuerte a partir de las 2100Z cuando allí se aproximan a su amanecer. Sin embargo las estaciones de Europa tendrán mejores señales durante la puesta de sol hacia Asia de manera que probablemente será más eficiente sacar partido durante este periodo en los 20 metros donde desde el sur de Europa habrá mejores condiciones hacia el Oeste que en 40m hacia el este. . Poco después de nuestro anochecer entrarán en 40 metros señales fuertes de la costa este Norteamericana y los 40 metros serán la banda de running por excelencia, que se podrá alternar con los 80 metros durante toda la noche. desde primeras horas de la noche hasta una hora después del amanecer. La línea gris de la puesta del Sol durante este fin de semana  tiene una gran inclinación respecto al meridiano y puede ser especialmente productiva para capturar multiplicadores en 80m pues cruzará buena parte de África en prácticamente toda su longitud y cubrirá zonas interesantes del Pacifico occidental. Nos oímos en el concurso. 73, Salvador  EA5DY Figura 2: ED5M, antena directiva para 160m de 2 elementos delta-loop a 175 metros sobre el nivel del mar. En febrero de 2010 permitió trabajar numerosas estaciones de Japón sorteando el óvalo de auroras mientras otras zonas de Europa más próximas a JA no tenían propagación. Figura 1: Progresión real del ciclo de manchas solares recopilado hasta el mes de octubre de 2010 y previsión futura por la NOAA/SPWC de los EEUU. La progresión alcista iniciada a principios de año continúa a buen ritmo. Fuente NOAA/SPWC