Artículo publicado en la revista CQ Radio Amateur, diciembre de 2010. Por Salvador Doménech EA5DY ¿CÓMO SERÁ EL CICLO SOLAR 24? LOS ORÁCULOS SIGUEN DISCUTIENDO En el pasado número de mayo revisábamos dos de las teorías más extremas sobre cómo se desarrollará este recién iniciado ciclo solar 24. Por un lado las teorías innovadoras de la investigadora del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica, NCAR, de los EEUU, Mausumi Dikpati, sobre los mecanismos internos del Sol podían apuntar a un excepcionalmente activo ciclo 24, con un gran máximo solar. Por otro lado las teorías  de los doctores W. Livingston y M. Penn de NSO estadounidense. apuntaban a justo todo lo contrario, con un Sol con manchas solares cada vez más débiles, pudiendo incluso llegar a desaparecer en 2014. De acuerdo con dos nuevas predicciones recientes, el nuevo ciclo 24 podría simplemente acabar siendo un ciclo que esté sensiblemente por debajo del promedio de los anteriores ciclos solares. La primera de estas dos nuevas predicciones ha sido realizada por A. Yoshida y H. Yamagishi y publicada en los Annales Geophysicae, volumen 28, páginas 417 a 425,  de febrero de 2010 (Prediciendo la Amplitud del Ciclo Solar 24 Mediante un Nuevo Método Precursor). En su artículo muestran que el número suavizado de manchas solares o mejor dicho, su tasa de descenso durante los últimos años de un ciclo solar está correlacionada con la amplitud máxima del siguiente ciclo. Partiendo de esta relación, estos científicos predicen que la amplitud máxima del ciclo 24 será de 84,5 +/- 23,9 manchas solares (nº suavizada). Esta predicción es similar a la que tiene establecida hoy en día la NOAA estadounidense que predice un valor de 90 +/- 10 manchas solares suavizadas para el máximo del ciclo, lo cual ocurriría, según sus propias predicciones en mayo de 2013. La segunda predicción proviene de R.P.  Kane en su artículo "Estimación Definitiva del Tamaño del Próximo Ciclo Solar 24 Basado en el Método Precursor de Ohl", publicado en los Annales Geophysicae, volumen 28, páginas 1463 a 1466, de julio de 2010. En esta predicción del ciclo 24, Kane utiliza el método desarrollado por A.I. Ohl, que sostiene que la actividad geomagnética durante la fase decreciente de un ciclo solar está muy correlacionada con el número suavizado de manchas solares durante el máximo del ciclo siguiente. Como actividad geomagnética, Kane emplea el índice aa (amplitud antipodal) medido durante el mínimo solar anterior. Básicamente el método de Ohl sostiene que cuanto menor sea el índice aa  de amplitud antipodal durante un mínimo solar, menor será el máximo de manchas solares del siguiente ciclo. El problema hasta ahora había sido determinar el índice aa para el reciente mínimo solar debido a su larga duración. Kane había realizado en 2007 una predicción para el máximo del ciclo 24 de 124 manchas solares (número suavizado) . Para ello había utilizado los datos del índice geomagnético aa de mayo de 2006, que es cuando se creía entonces estaba el mínimo solar. Ahora sabemos que el auténtico mínimo solar ocurrió mucho más tarde y con valores bastante más bajos. Utilizando valores del índice aa  correspondientes a mayo de 2009, Kane ha elaborado una predicción final de 58 +/- 25 manchas solares suavizadas, una cifra realmente muy baja. Parece ser que el consenso científico, aunque todavía no es unánime, apunta a que el nuevo ciclo será uno de actividad bastante moderada. Desgraciadamente varias de las primeras predicciones que apuntaban a un gran ciclo 24 no van a acabar siendo realidad. Nuestra comprensión sobre los fenómenos íntimos que producen la dinámica solar es todavía muy limitada. Es importante notar que estas dos recientes predicciones se basan en proponer la correlación estadística entre fenómenos observados al final de un ciclo y la magnitud del ciclo siguiente. Todavía no conocemos los mecanismos que acaban produciendo los ciclos de actividad solar. Por otra parte el conocido guru de propagación Carl Luetzelschwab K9LA, propone predecir el nuevo ciclo mediante una sencilla correlación estadística entre la cantidad de meses en los que el número suavizado de manchas solares estaba por debajo de 20 y la amplitud del máximo del ciclo solar siguiente. Según este método el número de manchas solares del máximo del ciclo 24 será de 80. En la figura 1 se muestra la correlación obtenida a partir de todos los últimos ciclos solares observando en cada punto el número de meses en los que el mínimo estuvo por debajo de 20 manchas solares y el número de manchas solares durante el máximo siguiente. Parece ser que el nuevo ciclo solar no será espectacularmente activo, según estas tres predicciones recientes. Sin embargo todas ellas tienen en su previsión un factor estadístico de dispersión bastante alto debido a que la variable precursora es necesariamente una observación muy separada en el tiempo y cuyo mecanismo de relación con la variable a explicar (la amplitud del nuevo ciclo) es todavía desconocida. La única conclusión que nos queda es seguir atentos a las bandas a ver que nos trae nuestro viejo Sol. Si finalmente el ciclo solar 24 no es explosivo, no significa  que sea particularmente malo, especialmente en las bandas bajas sino que deberemos seguir desplegando nuestras mejores habilidades para seguir sacando partido a nuestras bandas y seguir aprendiendo del interminable y a veces insondable mundo de la propagación. La propagación en el mes de Diciembre. En diciembre el Sol alcanza su máxima declinación negativa, es decir, la vertical del astro rey estará   sobre latitudes próximas al trópico de Capricornio sobre el hemisferio Sur, presentando por tanto en   nuestro hemisferio Norte las condiciones de invierno por antonomasia. La elevación máxima del   Sol visto desde nuestras latitudes será la más reducida  del año, con su valor más bajo coincidiendo   con el solsticio de invierno del día 21 de diciembre y haciendo que la inclinación de los rayos de su   radiación sobre la atmósfera superior de nuestras latitudes sea la más baja del año. Como   consecuencia este mes tiene los días más cortos y las noches más largas del año   Desde el punto de vista del impacto sobre la propagación tenemos  que la capa D se activará más   tarde y con menor intensidad  que en la estación anterior de modo que las bandas nocturnas como   los 160m, 80m y 40m se cerrarán más tarde. Incluso un par de horas después del amanecer no serán   extraños los contactos en 40 metros desde EA hasta Norteamérica, o una hora antes de anochecer   con JA y BY. Durante la noche cerrada y los días de baja actividad geomagnética habrán   condiciones aceptables en las bandas bajas hacia todas las zonas oscuras del globo, donde la   variable más discriminante para la posibilidad de contacto serán las condiciones de ruido en nuestro   receptor o en el de nuestro corresponsal.  Sin embargo durante el día habrá buenas condiciones   hasta aproximadamente 900 Km. de distancia en la banda de 40 metros y de apenas 200 Km. en 80   m.  La zona gris, especialmente interesante  en estas bandas bajas, alcanzará su máxima inclinación   respecto a los meridianos abriéndonos la posibilidad de llegar por la propagación de línea gris a   zonas nuevas tan interesantes como África central y oriental, 5R, ZL, 3D2 y KH6.  Los 30 metros seguirán siendo una excelente banda para el DX, con mejores condiciones por las noches pero también aceptables condiciones diurnas hacia Europa.  Será probablemente la única banda con posibilidades de contactos intercontinentales durante las 24 horas del día Los 20 y 17 metros tendrán buenas condiciones para DX de ámbito global durante las horas del día y hasta el anochecer. Las bandas se abrirán poco después de la salida de Sol y tendrán buenas condiciones hacia muchas áreas del globo. También permanecerán abiertas hacia Sudamérica y regiones tropicales durante las primeras horas de la noche. Para distancias más cortas la banda presentara aperturas  de unos pocos cientos de kilómetros (skip muy corto) con señales fuertes, lo que hará aumentar el QRM, al coexistir señales fuertes de estaciones próximas con otras señales fuertes de DX. Los 15 metros presentarán bastantes días con condiciones  hacia sudeste asiático y Australasia por las mañanas y hacia Sudamérica, Caribe y Norteamérica a partir de las horas centrales del día. Las aperturas por esporádica E serán las más bajas del año pero no por ello desdeñables, siendo posible que algunos días  aparecerán señales muy fuertes de Europa y Norte de África con un salto más corto que el convencional por refracción en las capas F. Por la noche la banda permanecerá cerrada a excepción ocasionalmente durante algunos días hacia Sudamérica  y tan solo durante algún tiempo después del anochecer. Los 10 y 12 metros presentaran aperturas ocasionales hacia las regiones más meridionales del  globo y durante las horas posteriores al mediodía. Con días con esporádica, más escasos,  se podrán hacer comunicados dentro  de la tradicional zona de skip, con comunicados por refracción ionosférica a partir de 400 Km. La propagación en el concurso del mes: El ARRL 10 m contest Este veterano concurso dedicado en exclusiva a los 10 metros se celebra este año durante las 48 horas comprendidas entre las 00 GMT del sábado 11  y las 24 GMT del domingo 12 de diciembre. Las condiciones generales para DX en 10 metros seguirán siendo pobres a pesar de la mejora de la actividad solar. Se espera para el mes de diciembre valores del flujo solar en 10,7 cm superiores a 85. La banda de 10 metros permanecerá completamente cerrada a reflexiones ionosféricas durante la noche. Al amanecer pueden llegar señales débiles de Australia y norte del océano Índico, con ángulos de elevación sobre el horizonte muy bajos. Durante la mañana avanzada será posible encontrar señales algo más fuertes de África meridional, donde el problema de las bajas señales se sumará a la baja actividad proveniente de esa parte del mundo. A partir del mediodía es muy probable la aparición de señales de mayor calidad de Sudamérica, donde este concurso es muy popular. Sudamérica tendrá mejores condiciones durante la tarde europea con EEUU, que hacia EA, pero con bastante probabilidad se podrán nacer interesantes contactos con sobre todo países al sur de la línea ecuatorial. Ya entrada la tarde deberemos buscar las señales de los big-gun norteamericanos que estarán escudriñando  a la búsqueda de la apertura con Europa. En este punto tendremos cierta ventaja en términos de propagación con nuestros colegas de Europa septentrional y en caso de darse la apertura tendríamos en teoría bastantes dB de ventaja.  Tras la caída de la noche la banda volverá a cerrarse para los diez metros al reducirse la ionización de la capa F por el cese de la radiación solar. Naturalmente si aparecen nubes de esporádica E, el panorama hacia Europa y norte de África puede cambiar radicalmente. Naturalmente ya sabemos que la escurridiza esporádica E es impredecible. Así que ¡suerte en el concurso! Salvador EA5DY   Figura 1: Correlación realizada por Carl,  K9LA, entre la duración del mínimo solar (medido como número de meses con manchas solares por debajo de 20) y la máxima amplitud en número suavizado de manchas solares durante el siguiente ciclo solar. Fuente: K9LA Figura 2: Ciclos de manchas solares durante los últimos dos siglos y medio. Fuente: NASA